Consejos para limpieza y mantenimiento de tu cerradura

Como es natural de los sistemas mecánicos de distinta naturaleza, el desgaste se hace presente con el paso del tiempo gracias a distintos factores como condiciones climáticas, o el exceso de manipulación o contacto con otros objetos. Las cerraduras no escapan a esta realidad, motivo por el cual es importante que los cerrajeros en Sueca Valencia y personas interesadas conozcan los distintos procedimientos para mantener la apariencia de estos puntos de seguridad un poco más a punto por tiempo prolongado.

Cuidado al pintar la cerradura: De ser posible retirar la cerradura de la puerta, es recomendable hacerlo para trabajar de forma más cómoda, pero si esto se hace imposible aún podemos pintar la cerradura estando instalada en la puerta. Aunque pasar algunas capas de pintura sobre la cerradura suena como un trabajo sencillo, debemos prestar especial atención al color que usaremos de forma que corresponda con el color original de la cerradura, ya que si utilizamos otro tono el resultado no puede ser el más atractivo. Más allá del aspecto estético, al pintar la cerradura debemos evitar obstaculizar el interior de la cerradura con la pintura, ya que al secarse podría estorbar la fluidez del mecanismo al introducir y girar la llave.

Grafito en polvo: Esta sustancia se ha vuelto cada vez más popular entre los profesionales del gremio cerrajero gracias a su efectividad al momento de limpiar una cerradura. Adicionalmente, su accesibilidad es muy alta ya que basta con visitar cualquier ferretería para adquirirlo. De igual forma, el grafito en polvo no reaccionara del mismo modo ante todos los distintos materiales de una cerradura, así que se recomienda cautela al emplearlo.

Reemplazar el cilindro: Quizás la opción más sencilla al momento de hacerle mantenimiento a nuestra cerradura es cambiar el bombín; sustituir esta pieza da un aspecto fresco a la cerradura, incluye el mecanismo de cerrojo totalmente nuevo y es muy rápido realizar el reemplazo.

Productos de limpieza adicionales (al grafito en polvo): Si contamos con la asesoría del personal de una ferretería o cerrajería de https://www.cerrajeroscoslada.es, podemos preguntar por los diversos productos químicos que se utilizan para limpiar metales específicos como el cobre o el acero. Estos productos suelen traer indicaciones muy fáciles de seguir en el reverso del empaque, comúnmente implican agitar la botella antes de abrirla, verter el producto sobre un pañuelo, aplicar sobre la cerradura, pulir y dejar secar por unos minutos.

La cerradura de una puerta suele ser un punto de atención al momento de utilizarlas, por lo que es recomendable no esperar a que se desgaste su aspecto físico de manera excesiva, pues su mantenimiento es una labor que cualquier persona con solo un poco de conocimiento puede llevar a cabo sin complicaciones.